Mensaje de Isis

by Dr Norma Delaney
www.newbreth.net

Traducido al español: OlgaSofía Díaz y Natalia Guzmán Díaz


Este es nuestro tiempo para conectar. En esta conexión yo les transmitiré una vibración, así como unas palabras, sólo para ustedes. El mejor modo de prepararse para recibirlas es recargándose en sus sillas y comenzar a recibir su Respiración Consciente.

Solo desciendan más profundo dentro de su vientre, más profundo dentro de su vientre. ¿Se van a tomar, cada uno de ustedes, un momento para permitirse descender profundo dentro de su vientre? Sí, esta es la manera pura, descender, sentarse en el recipiente de su vientre. En cada humano existe este espacio amoroso; ustedes se pueden posar en su vientre.

Este espacio es verdaderamente el cáliz. El cáliz exquisito que la gente salió a perseguir para siempre. Este cáliz, tan parecido a los huesos de su pelvis, contiene su espacio sagrado, porque ahí está su hogar sagrado. Su Alma, el Ser Sagrado que son ustedes.

Y mientras van profundo, permitan que su consciencia se funda, regresen al hogar. Al Hogar para sostenerse en la cuna, la cuna/cáliz de esta exquisita  energía suya.. Sí, ella los va a acariciar y los va a sostener si ustedes se dejan ir profundo dentro de este espacio sagrado. Su alma es un milagro tan radiante, que va más allá de la comprensión de la mente limitada.

Hace un tiempo les conté la historia de un niño abusado. Es muy importante notar que cuando ustedes son abusados físicamente, el alma les va a ayudar a dejar el cuerpo físico. ¿No saben que esa es una de las razones por las que tienen un tercer ojo? Es una puerta de escape grandiosa. Escapar, huir, salir de ahí. Parar de estar en el cuerpo es una de las energías clave que el alma le va a transmitir al humano. Ellos están golpeando el cuerpo; es doloroso, duele. Salgan de la experiencia física. Usen su habilidad psíquica para posarse por encima del cuerpo, para no sentir.

El alma dice amorosamente: “Ven, te voy a ayudar. Podemos irnos juntos”. El cuerpo físico se desocupa parcialmente en ese momento. No se pueden desconectar completamente porque morirían. Sólo elevándose por encima del nivel de los hombros o más arriba es suficiente para no sentir más. Ustedes se adormecen; se van a dormir. Los niños pequeños se sienten con frecuencia seguros cuando duermen; es como estar en la muerte, para este niño pequeño que está siendo traumatizado físicamente. O si el niño está en una casa con padres muy ruidosos energéticamente que emiten sonidos estrepitosos, muchas veces los sonidos bombardean el cuerpo y entonces el niño se va a dormir y deja el cuerpo.

Esta habilidad les permite sobrevivir. Sobrevivir, escapar de todo lo que bombardea el ser físico, es la forma primaria en que el Alma le ayuda al humano. El Alma sabe que el humano necesita tiempo para evolucionar. El físico dice: “¡Ah! Estos son demasiados sentimientos, mucho dolor, tengo que irme”. El alma dice: “Yo te muestro cómo”. Así el alma envuelve este espacio que les permite escapar, ir a esconderse, sí. Este es un mecanismo para sobrevivir que ha sido creado de forma brillante. Este es un instrumento que el alma utiliza para que podamos sobrevivir estando en una forma física, en un cuerpo físico, hasta que llega la madurez. Una vez que evolucionamos y aprendemos cómo estar en un cuerpo todo el tiempo, empezamos a tener la experiencia de un humano divino, no de un humano asustado y limitado.

Este mundo de la tierra es el mundo de la dualidad. Los humanos juegan los dos juegos, la oscuridad y la luz, para experimentar la totalidad de lo que les es ofrecido. La totalidad de saber lo que es estar limitados; la totalidad de tener poder y de recordar verdaderamente: ¡Cuando despertamos, recordamos lo que es ser un auténtico creador!

Viviendo plenamente los humanos juegan las dos mitades del juego. Luego, cuando miran hacia el otro lado de la calle y ven a otro humano jugando un juego, ustedes pueden tener compasión. Haber tenido la experiencia permite una consciencia compasiva.

Los juegos son herramientas de aprendizaje maravillosas para estas partes infantiles de cada humano. Y cuando ustedes tienen compasión por si mismos, compasión por ser humanos y compasión por otros, la transformación comienza.

Solamente los corajudos y valerosos están dispuestos a ser humanos, ¿sabían eso? ¡Ustedes son los más maravillosos! Es por eso que los alentamos a que, por favor, se honren a si mismos, a que por favor honren su resplandor por atreverse a estar en forma física, por probar, por tocar, por oler, por oír, por ser el ser vivo que son, por pretender que se han olvidado de todo. Es muy valiente simularlo, pero eso es parte del juego.

¡Si! ¡Ustedes lo representan tan maravillosamente! Sea que pretendan que su llave no abre una puerta o pretendan que no entienden, todo eso es esconderse de ustedes mismos. Sea por lo que sea, el pretender es para mantenerse jugando sus juegos a medida que evolucionan, a medida que florecen en quienes son y lo que son verdaderamente.

Un niño pequeño se pone el atuendo de su madre para decir: “Mírame; estoy jugando a ser una persona grande”. Y ustedes sonríen, se ríen y entran en el juego. Entonces ustedes van a decir: ¡Ah, lo estás haciendo muy bien!”. Es lo mismo con los otros juegos que ocasionan dolor físico. Ustedes van a seguir hasta que se den cuenta de que “no tengo que seguir causándome más dolor. Podría amarme. Podría amarme. ¿estoy dispuesto a amarme tanto que pueda escuchar esta verdad fulgurante que viene desde el centro de mi ser?”.

Sí, este es un descubrimiento maravilloso, el deseo de ser la totalidad del si mismo.

Algunos de ustedes nos han oído contar la historia acerca de atreverse a ser un Pastor. El Pastor es aquel que se para alto y valiente para que todas las ovejas, los aspectos de sí mismo, puedan ver al Pastor cuando el se yergue firme diciendo: “Ven, ven, yo soy el que muestra el camino”. Eso es lo que es un Pastor. El Pastor es la puerta de entrada o el que muestra el camino a todas las ovejas, los aspectos del ser. ¿Están dispuestos a ser esta voz de autoridad, este líder de su ser? ¿Están dispuestos a ser los que inspiran a las ovejas a regresar a casa?  Cada pequeño aspecto de ustedes puede regresar a casa. Vienen a casa porque ustedes tienen gran amor y compasión incondicionales.

Estas no son palabras que se puedan decir con ligereza. Tienen que demostrarlo. Cada día el Pastor y las ovejas viven juntos; ustedes deben permanecer consistentes y demostrarlo. No es lo que digan sino la demostración viviente. Cada día, permaneciendo en casa en su sagrado centro, siendo el verdadero Pastor para si mismos. Esta es la nueva fortaleza de vivir a plenitud. Sea que estén jugando el juego llamado Moisés guiando a los muchos, sea que estén jugando el juego de ser los Pastores de las ovejas-aspectos de si mismos, su manada personal sagrada llamada su Nueva Vida.

Este es el viaje ofrecido a cada humano. Quedarse en la limitación que creen que son o atreverse a permitirse llegar a ser quienes son en realidad, un humano Divino que ha despertado. En mis tiempos de Isis, era nuestro objetivo ser la encarnación de nuestra Alma/humano. Esto es básicamente lo que se ofrece ahora. Permitir que la relación de amor entre el Alma y esta creación humana, fluya y crezca.

Vengan, vengan, ustedes siempre pueden estar seguros conmigo como Humanos Divinos, se ha convertido en el nuevo telón musical. Sean la luz de la seguridad y el amor, eternamente. Cada fibra, cada oveja aspecto, cada recuerdo, cada creencia, cada uno de mis juegos, se enamoran y regresan a casa.

Cuando ellos miran dentro del espacio suyo, la voz de autoridad, su líder alfa, ¿son ellos inspirados a confiar o están solamente sentados esperanzados y simulando? Tal vez esta vez podamos confiar en usted, en que no va a salir corriendo.

¡Sépanlo! Es la declaración de que ustedes ya terminaron con eso de escaparse. De que están dispuestos a ser todo lo que son. Sí, dispuestos a parar de decir “yo elijo y soy la nueva elección”. Ahora es tiempo de demostrarlo. ¿Están dispuestos a ser todo lo que son para inspirar a sus aspectos? ¿Ser auténticos frente a todas las partes que juegan juegos, a los cuentos y las aventuras de la historia de Ustedes?

¿No fue lo que hizo Moisés cuando miró a la cara de cada uno de aquellos que lo seguían? El anunció conscientemente: “Vengan, porque ustedes son parte de mi. Vengan, yo les voy a mostrar un nuevo camino. Les voy a mostrar una nueva forma de vivir verdaderamente”. Les preguntó a muchos de ellos: “¿Quieren venir conmigo?” Vamos a dejar este lugar en el que hemos vivido, la tierra de las historias y las reglas y la opresión y vamos a deambular juntos. Pero les prometo guiarlos, guiarlos hacia una nueva manera en la que ustedes podrían ver y recordar quienes son y lo que son: Un humano que es una vibración de creatividad eterna.

Nosotros lo llamamos el camino de lo Radiante. El camino de lo Radiante va a ir al frente, si ustedes le permiten a este nuevo-ustedes ser el Verdadero-ustedes, el que está viviendo en este cuerpo, en esta vida. Para que todos observen al que está dispuesto a ver con los ojos de su alma y no con los tontos y limitados ojos humanos, porque esos ojos están entrenados para ver con miedo. Cuando ustedes se quitan esas gafas y miran desde los ojos del alma, ven el camino de lo Radiante que se extiende ante ustedes. Ustedes los van a guiar para que vivan como nuevos humanos dinámicos.

Moisés hizo esta demostración en la Tierra para inspirar a muchos. !Despierten! Despierten para que vean su camino ante ustedes. ¿Están dispuestos a hacerlo? ¿Están dispuestos a parar de ser las ovejas que siguen, para ser los Pastores que guían? ¿Están dispuestos?

Eso es todo lo que es la enseñanza de Isis. Isis está dispuesta a ser la encarnación de la creatividad pura. Cada momento, creando, creando lo nuevo. Cada momento, queriendo. Y entonces, la invitación es: ¿lo van a hacer? No es que Isis sea la respuesta final. Ella viene solamente a inspirar, si ustedes están dispuestos a ser esta fuente de creatividad eterna; ¿lo están? Respiren esta vibración del alma, el esplendor de todo lo que son, eternos, creatividad compasiva. Respiren muy profundo, reciban, reciban los rayos deslumbrantes de la creatividad. ¿Están dispuestos a permitirlo? ¿Desean permitirlo? Sí, porque Isis quiere compartir este don para que ustedes lo incorporen en la forma física y esté aquí y ahora.

Como líderes de esta reunión de Isis, nosotros, amorosamente compasivos, los invitamos a ser el resplandor del fluir de su alma. Como con muchas cosas en la vida, como el día y la noche, en este reino de dualidad existen siempre un comienzo, un intermedio y un final. Muy parecido a sus jardines de flores. Hay un capullo, luego el florecimiento total y luego ellas vuelven a dormir para regresar de nuevo a la Tierra. Así fue con la Escuela original de Isis. El seguimiento de las enseñanzas de Isis que dicen: atrévanse a ser, atrévanse a ser esta encarnación física. Atrévanse a ser, no a seguir, no a copiar sino a ser. Ser este recipiente de creatividad pura. Esto es muy diferente a como la mente describe la creatividad.

¿Están dispuestos a ser la encarnación de esta Alma que ustedes son y a ser lo suficientemente valientes para que otros vean su ser auténtico? No corran, no se escondan, no teman abrumarlos porque en su verdad ustedes los van a inspirar con su brillo. Reciban este amor compasivo que los invita: vengan, vengan y síganme.

Todo lo que Moisés dijo fue, “yo no soy más grande o mejor”. El invitó a otros a despertar. El los urgió, “vengan, vengan, yo hago esto para recordarles que ustedes lo pueden hacer también”. Así como es arriba, así es en la Tierra: “Sea el ser auténtico llamado usted” en forma humana. Yo soy esta Seidad que es el cielo y la tierra reuniéndose para ser la plenitud, irradiando para que otros lo vean. Inspirar, despertar, despertar, recordar quiénes son en realidad porque su Alma lo sabe.

Entre más respiren ustedes con su Alma para escucharla, para sentirla, para recibirla y para enamorase de lo que ustedes son en realidad, esta puerta se abre. Su energía de Isis está solamente invitándolos: ¿Quieren ser lo que ustedes realmente son? ¿Se atreverán a ser esta seidad de todo lo que es, la plenitud, su verdad? ¿Están dispuestos a ser tan valientes para inspirar a otros a recordar quiénes son y lo que son?

Porque en este tiempo, en este espacio vibracional, existe la totalidad del conocimiento de que al despertar estarán seguros, seguros para despertar ahora. No tengan miedo. No tengan miedo. Vayan profundo hasta su vientre si están sintiendo miedo. Eso es una mentira; el miedo es una mentira. No tengan miedo, ustedes no serán dañados en esta vida. Es seguro despertar ahora, ser lo que realmente son, porque el cielo y la tierra se están reuniendo por esto, invitándolos a fluir en la grandeza de todo el Yo, que ustedes son.

Isis viene en estos tiempos a urgirlos para que estén dispuestos a atreverse a encarnar en lo que ustedes son realmente, Humanos Divinos. !Atrévanse! Atrévanse a despertar. Atrévanse a despertar. Atrévanse a florecer para que ellos lo puedan ver, para ser inspirados, para recordar. “!Ah! !Pero si soy solamente yo!” !Despierten! Despierten a esta grandiosa realidad, a esta grandiosa realidad. Una respiración a la vez, una respiración a la vez. Porque las flores en su fulgor lo demuestran una y otra vez: ellas florecen con una respiración a la vez, un pétalo por vez, una respiración a la vez. Ellas no explotan en un solo instante. Ellas lo hacen suavemente, delicadamente.

Así nosotros los invitamos también: una paso por vez, una respiración a la vez. Sí, sí, sí. Irguiéndose en el fulgor de su alma, ella los va a sostener firmemente diciendo: “Vengan, ábranse a nosotros, ábranse a nosotros para ser todo lo que somos, el “es” del universo, el “es” de todo “es” que fluye dentro de mi. Atreviéndome al Yo puedo ser, para que ustedes lo vean”. Nada más, nada menos.

Mucho más de lo que esta pequeña mente puede comprender. No tengan miedo. No tengan miedo. Háganlo muy compasivamente, compasivamente. Sí, una respiración a la vez, una respiración a la vez. Sí.

Sí, gracias. Gracias por permitirnos compartir con ustedes. Gracias.